¿Cómo se forman los arcoíris? Explicación detallada.

Sin duda alguna los arcoíris son los fenómenos más hermosos de la naturaleza. Siempre quedamos fascinados cuando vemos un arcoíris. Probablemente cuando había llovido y el cielo empezaba a despejarse habías visto un arcoíris. Pero… ¿Cómo realmente se forman los arcoíris? Hoy te explicamos cómo.

En primer lugar, para que se forme un arcoíris, son muy necesarias ciertas condiciones.

1: que el aire esté húmedo, esto quiere decir, lleno de muy pequeñas gotas.

2: que el sol esté despejado totalmente para que sus rayos lleguen directamente a las gotas de agua. Aunque el sol debe estar en una cierta posición para que todos sus rayos lleguen a las gotas con un ángulo precisamente determinado.

Pero antes de empezar con todo este gran y hermoso proceso. Vamos a ver detalladamente que es un arcoris.

¿Qué es un arcoíris?

En primer lugar, un arcoíris es un fenómeno meteorológico. Se presenta en forma de un arco de luz multicolor (que es muy hermoso), esto es debido por la refracción de la luz solar (que es la luz blanca) por las gotas de lluvia que están suspendidas en toda la atmósfera. Esto quiere decir, que en su manifestación más intensa se pueden apreciar a simple vista los siete colores.

El color rojo en la parte superior o también en el exterior y sucesivamente el naranja, el amarillo, el verde, el cian (o turquesa), el azul y el violeta en la parte inferior o también interior.

¿Cómo se forma realmente un arcoíris?

Respondiendo a la pregunta del millón, el arcoíris se forma por toda la descomposición. Todo esto es debido a un rayo de luz que penetra una gota de agua suspendida en la gran atmósfera. Por consiguiente, cuando un rayo de luz atraviesa una superficie que se divide en dos espacios de diferentes densidades (Siendo, el aire de la atmósfera y la gota de agua), Por ese proceso el rayo refracta su recorrido. Se dobla o cambia ligeramente el ángulo de su trayectoria. Luego se refleja (se rebota) en una de las caras en el interior de la gota y, al salir, el rayo de luz se refracta de nuevamente.

El arcoíris en sí, puede aparecer en cualquier lugar y momento durante el día. Solo debe haber una humedad en el aire, por ejemplo, esto es. cerca de las salpicaduras, ya sea por un río o por el rocío del mar, y el sol exactamente ubicado en una posición concreta. Con a menos de 42º por encima del horizonte. También es importante que el observador debe estar situado mirando hacia las gotas de agua y con el Sol detrás de él.

¿El arcoíris por qué tiene siete colores?

Otra pregunta muy interesante que te la vamos a responde en este articulo, es que el arcoíris tiene siete colores por el rayo de luz que atraviesa la gota de agua que esta genera una descomposición de la luz blanca en todas las distintas longitudes de onda. Por eso, esas longitudes son diferentes entre sí y dan origen a los distintos y hermosos colores del arcoíris.

Este concepto de la “descomposición de la luz” fue demostrado por el increíble Isaac Newton esto fue en el siglo XVII, a través de un experimento efectuado por el con un prisma de vidrio que logró atravesar por un rayo de luz solar. Comprobó al instante que la luz blanca estaba formada por bandas de todos los colores que podían separarse y visualizarse de una manera individual (y esto ocurre igual con el arcoíris).

La leyenda del arcoíris.

Leyenda del arcoíris. El enano y su olla de oro.

Los duendes en sí, se caracterizan por llevar consigo una olla repleta totalmente de oro, pero suelen ser invisibles ante los ojos de los humanos. Y la única manera de verlos es cuando aparece un arcoíris. Muchos historiadores dicen que el arcoíris es el puente de unión entre el cielo y la tierra.

Se dice en las historias y leyendas famosas, que estos duendes que tienen la barba roja, y toda su vestimenta es verde, se encuentran ubicados al final del arcoíris y son muy inteligentes y escurridizos. Muchas leyendas afirman que al final del arcoíris se encuentran los duendes con una olla repleta de oro y el que logra llegar a ese extremo del arcoíris va a gozar de todas esas riquezas.

Deja un comentario