Arroja las cenizas de su madre al mar, pero de repente ve algo impactante y salta desesperadamente al agua. La razón te dejará sin palabras. –

Personas buenas en el mundo si existen y nos hemos enterado de ellas con las muchas historias que están publicadas por ahí. Precisamente nosotros aquí te traemos una que te gustara y bastante. Más si amas a los animales.

Esta comienza en un muelle. En ese lugar andaba una mujer ya de edad llamada Sue Drummond y su pequeña perrita. Tenían paseando algo de tiempo cuando de pronto un fuerte viento hizo que la perrita cayera al mar atentando contra su vida porque no había lugar por donde salir y al cansarse de nadar podría terminar ahogada. Sin embargo, el destino no permitiría que ahí acabaría su vida.

Y es que casualmente en el mismo muelle estaba un joven que estaba por lanzar las cenizas de su madre al mar. Este se percató de lo que había sucedió, así que rápidamente se quitó los zapatos y pantalones para meterse al agua a salvar a la perrita. El agua estaba helada, aunque ese chico quería salvar a esa criatura inocente que por accidente había caído.

Close